Mensaje del presidente y del consejero

En los últimos dos años, nuestra empresa ha trabajado junto con otros grupos de interés para definir mejor el modo en que la empresa puede servir a las necesidades de la sociedad y, en concreto, el papel de Nestlé en el desarrollo mundial. En abril de 2009 patrocinamos nuestro primer Foro de Creación de Valor Compartido (CVC), en colaboración con la ONU, en Nueva York. En él participaron interlocutores de organizaciones intergubernamentales, humanitarias y religiosas, miembros del mundo académico y el recién formado Consejo Asesor de expertos mundiales de CVC. Como resultado de ello, nuestro pensamiento ha evolucionado desde el concepto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) hasta el de Creación de Valor Compartido (CVC).

CVC significa que para que una empresa tenga éxito a largo plazo, debe tener en cuenta al mismo tiempo las necesidades de sus dos grupos de interés principales: la gente de los países en los que operamos y nuestros accionistas.

Todo negocio que tenga vocación de futuro y aplique unas prácticas comerciales sólidas crea valor para la sociedad y para los accionistas a través de sus actividades; así, da empleo a los trabajadores, paga impuestos para contribuir a financiar los servicios públicos y apoya la actividad económica en general.

Pero la Creación de Valor Compartido va más allá. Una empresa identifica a conciencia sus áreas clave, en las que: a) confluyen claramente los intereses de los accionistas y de la sociedad; y b) se puede optimizar la creación de valor para ambos colectivos. En consecuencia, la empresa invierte recursos, tanto de talento como de capital, en las áreas que presentan el máximo potencial de crear valor conjuntamente, y busca actuar en colaboración con los grupos de interés correspondientes.

En Nestlé, hemos analizado nuestra cadena de valor y hemos determinado que las áreas con más potencial para optimizar el valor conjunto con la sociedad son el agua, el desarrollo rural y la nutrición. Estas actividades son esenciales para nuestra estrategia de negocio y nuestras operaciones, y tenemos programas de colaboración con más de 100 organizaciones de todo el mundo en esas 3 áreas:

  1. Agua: porque el mantenimiento de su calidad y disponibilidad es esencial para la vida, la producción de alimentos y para nuestras operaciones.
  2. Desarrollo rural: porque el bienestar general de los agricultores y ganaderos, comunidades rurales, trabajadores, pequeños empresarios y proveedores es esencial para poder seguir desempeñando nuestra actividad comercial en el futuro.
  3. Nutrición: porque los alimentos y la nutrición son básicos para la salud y constituyen el núcleo de nuestro negocio y nuestra razón de ser.

Estas tres áreas son clave para respaldar el objetivo global de nuestro negocio, que no es otro que el de «llegar a ser el líder reconocido en Nutrición, Salud y Bienestar en el que confían todos los grupos de interés».

La Creación de Valor Compartido está al alcance de cualquier empresa. Si bien en Nestlé hemos adoptado en nuestros negocios un enfoque de CVC, no reclamamos el derecho a la exclusividad. La CVC es un modo de pensar que está al alcance de cualquier empresa que lo quiera utilizar.

Reconocemos que aún nos queda mucho por mejorar y este informe sirve para documentar nuestro progreso en la aplicación de este principio en toda la empresa. También valoramos sus comentarios acerca de este informe, ya que son fundamentales para nuestro propio proceso de aprendizaje.

 

 

 

Peter Brabeck-Letmathe
Presidente de Nestlé S.A.

 

 

 

Paul Bulcke
Consejero Delegado de Nestlé S.A.