Programa NESTLÉ Niños Saludables

Para promover un mejor estado nutricional de los niños colombianos, debemos ir más allá en la creación de productos saludables; generar hábitos de nutrición y sana alimentación es un imperativo que no da espera en nuestro país.

Con nuestro programa Nestlé Niños Saludables, promovemos estilos saludables de vida, hábitos de alimentación balanceada y la adopción de buenas prácticas de manipulación y preparación de los alimentos. Al lograr que nuestros niños aprendan acerca de nutrición y hábitos saludables por medio del juego, la imaginación y la fantasía, construimos bases sólidas para que tengan un desarrollo integral y para que los conocimientos que adquieran sean duplicados en sus hogares.

Este programa se desarrolla en las ludotecas de Bugalagrande y Florencia, gracias a nuestra alianza con la Corporación Día de la Niñez y las alcaldías municipales. Estas son un espacio diseñado para que los niños desarrollen actividades a través del juego, y un sitio donde se promueve el ejercicio de los derechos de la infancia. Por medio de las ludotecas y los ludotecarios, Nestlé lleva la educación en estilos de vida saludable a estas comunidades. A lo largo de este programa, hemos alcanzado a impactar más de 87.000 personas, y en 2012 hemos llegado a 3.214 niños, 5 escuelas y 516 adultos.

El programa se basa en un exhaustivo diagnóstico de las necesidades de las comunidades vecinas realizado en 2007, a través de encuestas a las familias y complementado con estudios realizados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (icbf). Las conclusiones más relevantes de estos estudios son:

  • El 30% de los niños analizados presentó estados de desnutrición.
  • El 33% de las madres devenga menos de un salario mínimo.
  • La base de la alimentación la constituyen los cereales, que aportan cerca de la mitad de la energía diaria. Las hortalizas y verduras son de escaso consumo.
  • El 38% de las madres tienen hasta primaria o primaria incompleta.
  • Aunque conocen la relación directa entre salud y alimentación, esta última no alcanza a ser satisfactoria en el 60% de la población.
  • El 50% se lava las manos para cocinar, comer y después de ir al baño, pero de acuerdo con la observación de los encuestadores, este porcentaje es aún menor.