Nutrición

En Nestlé, nos preocupamos por elaborar productos deliciosos y, a la vez, nutritivos. Los parámetros que regulan la composición ideal de nuestros productos están basados en un Sistema de Perfilamiento Nutricional que se vale de los conocimientos que hemos desarrollado a través de años de investigación y desarrollo en nuestros laboratorios, y en las necesidades nutricionales específicas colombianas, de acuerdo con los informes emitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Teniendo en cuenta condiciones geográficas, demográficas y sociales, existen grupos poblacionales más propensos a presentar deficiencias en vitaminas y minerales como el hierro, el calcio, la vitamina A y el zinc. Por eso, al identificar necesidades nutricionales específicas, podemos ofrecer productos fortalecidos que realmente aporten a la salud y al bienestar de los consumidores y que, por ende, puedan mejorar su calidad de vida.

Para el caso de Colombia, la encuesta nacional de la situación nutricional (ENSIN) de 2010, que se realiza cada cinco años, evidenció que la anemia sigue siendo un problema de salud pública en nuestro país, donde son especialmente vulnerables los menores de 5 años y las mujeres gestantes. El 27,5% de los niños de 6 a 9 meses de edad presentó anemia, siendo la prevalencia más alta para el grupo de 6 a 11 meses, donde tres de cada cinco niños presentó esta condición. Por otro lado, en el grupo de niños de 1 a 4 años de edad, el 25% presenta deficiencias de vitamina A, el 10,6% presenta deficiencia de hierro, y el 43,3%, deficiencia de zinc.

Otro grupo vulnerable son las mujeres en edad fértil, con un 17,9% de mujeres con deficiencias de hierro y vitamina B12, y las madres gestantes con resultados de casi el 34%. Por ejemplo, desde la unidad «Lácteos», se está trabajando en la fortificación en zinc como una de las prioridades nutricionales del país, por encima del hierro. En esta unidad, contribuimos con soluciones nutricionales al consumo de leche y alimentos lácteos para nuestros consumidores de menores recursos, ayudando a alcanzar las metas en nutrición para el país. Así, durante los pasados cinco años, se trabajó en la inclusión del hierro como elemento fundamental para combatir la anemia, y para los años siguientes haremos énfasis en la inclusión del zinc para ayudar a combatir la deficiencia existente en la población menor de 5 años.

Adicionalmente, nuestros productos también se someten a pruebas de sabor «a ciegas», las cuales requieren que mínimo el 60% de los participantes estén satisfechos con el sabor de un producto antes de que éste pueda salir al mercado. De esta forma, nuestro portafolio de productos está compuesto por un amplio rango de alimentos y bebidas que satisfacen diversas necesidades del consumidor y facilitan poder seguir una dieta balanceada y saludable.

Nuestros alimentos también son realizados con los más altos estándares de calidad, y buscamos que sean accesibles a toda la población, incluyendo a consumidores de escasos recursos.